Diferencia entre un queso de leche cruda o pasteurizada

¿Cuál es la diferencia entre un queso de leche cruda o pasteurizada?

diferencia-entre-queso-de-leche-cruda-y-pasteurizada

Siempre buscas el mejor sabor en tus quesos. Y lo sabemos. Por eso tienes interés en saber las diferencias entre leche cruda y pasteurizada. ¿Cuál es mejor? ¿Cuál es más sabrosa? ¿Cuál le brinda mejores cualidades al queso? Te explicamos todo lo que debes saber sobre ambas, así que… ¡sigue leyendo!

Importancia de la materia prima en el queso

De tal palo… Pues, de la misma manera, de tal leche, tal queso. La salud del animal y su tipo de alimentación se reflejan mucho en la calidad de la leche. Y es con ella con la que se hacen nuestros quesos manchegos, por lo que intentamos cuidarla al máximo incluso antes de ordeñar a nuestras ovejas. 

Por otra parte, la elección del tipo de leche también influye muchísimo en el resultado final del sabor. Aunque existen muy buenos quesos tanto de leche cruda como pasteurizada, sí que es cierto que los matices son diferentes. 

Diferencias entre leche cruda y pasteurizada

La pasteurización es un proceso por el que se calienta la leche por encima de los 75ºC para eliminar buena parte de los microorganismos y bacterias que pueda tener. Esta es una manera de asegurar que los patógenos desaparecen, pero también es una forma de matar algunas bacterias lácticas beneficiosas para el organismo, como bífidus o L. casei.

La diferencia clave entre la leche cruda y la pasteurizada es la presencia en la primera (y ausencia en la segunda) de los microorganismos naturales de esta materia prima. 

La leche cruda, por el contrario, mantiene todos los microorganismos que están presentes de forma natural en esta materia prima. De hecho, todos ellos pasan luego al queso manchego (cuyos orígenes se remontan a la Edad de Bronce), pero esto no supone, bajo ningún concepto, un riesgo para la salud. 

Cómo influye la leche en el sabor del queso

Los quesos de leche cruda tienen una mayor cantidad de matices que los que provienen de leches pasteurizadas. Además, los de Finca La Granja, al proceder de animales que pueden aprovechar durante todo el año el pastoreo en libertad en los pastos de nuestra finca, le dan al queso, si cabe, un toque más manchego. ¿Por qué? Porque paladeando estos productos se atisba el sabor de la dehesa típica de nuestra tierra. 

En cambio, los quesos que derivan de leches pasteurizadas (que la industrialización y la demanda masiva requieren) buscan la uniformidad de las materias primas, pues en ocasiones tienen diversos orígenes. Resultan menos ácidos, menos intensos y con un punto menos de personalidad. 

Ahora que conoces la diferencia entre leche cruda y pasteurizada y cómo afecta al sabor de los quesos, ¿por cuál te decantas para tu próxima cena con amigos en casa? Comparte con ellos este artículo para que también sepan apreciar la calidad de este pequeño manjar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *