Vino y queso: cómo acertar con el maridaje perfecto

maridaje-vino-y-queso

Vinos y queso. Quesos y vino. La eterna combinación para las cenas y eventos especiales, tanto en casa como fuera de ella. Pero… ¿cuál es el maridaje de vino y queso que mejor combina? Te damos algunas ideas para que la bebida con la que acompañes estos manjares de leche de oveja manchega resalte (y no eclipse) su sabor. 

Maridaje para quesos semicurados

En general, los quesos semicurados combinan muy bien con los vinos blancos tipo Ribeiro. ¿Y con tintos? También, pero mejor que sean jóvenes y suaves, ya que al tener menos taninos no ocultarán su sabor tras el del queso. Porque la idea es que ambos productos, tanto el procedente de la uva como el de la leche de oveja, mantengan su intensidad en el paladar. 

En el maridaje de vinos y quesos hay que tener muy en cuenta que los taninos del vino tinto no queden eclipsados por los del queso, así que mejor apuesta por el blanco o el tinto joven. 

Vino y queso curado

Un Palo Cortado, procedente de las regiones de Marco de Jerez y Montilla-Moriles, combina muy bien con este tipo de queso de oveja manchega (aquí tienes las diferencias con los semicurados).

Respecto a los tintos, ocurre lo mismo que en el caso anterior, mejor si son jóvenes para que los taninos no interfieran en el sabor final. 

Maridaje de quesos y mermeladas

Si quieres conjugar la intensidad de los quesos manchegos de Finca La Granja con un toque dulzón, te aconsejamos que los combines con salsa dulce de uva negra. Esta mermelada posee un sabor con un toque dulce muy sutil, sin resultar empalagoso, que aportará una gran personalidad al queso de leche cruda de oveja. 

Ahora que conoces el perfecto maridaje de vino y queso, organiza una cata para degustar con los 5 sentidos estos dos manjares. Y si quieres que tus amigos se acerquen, ¡comparte este artículo en tus redes sociales!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *