Tarta de queso manchego: Receta paso a paso

Tarta de queso manchego: receta paso a paso

tarta-de-queso-manchego

No hay postre más sabroso y sencillo a la vez. O por lo menos con el tipo de queso que hacemos en Finca La Granja. En muy poco tiempo, con unos pocos ingredientes y siguiendo unos pasos muy fáciles tendrás lista tu tarta de queso manchego en un periquete. ¡Manos a la obra!

Ingredientes para la tarta de queso manchego

  • 300 gramos de queso manchego rallado. 
  • 200 gramos de azúcar. 
  • 6 huevos.
  • ½ litro de nata líquida. 

Preparando la receta paso a paso

1. Coloca aproximadamente 100 gramos de azúcar (la mitad de lo que tienes pensado usar en la tarta) en un cazo con un poco de agua. Déjala cocer a fuego lento, removiendo un par de veces por minuto hasta que consigas una pasta dorada. Vierte esta pasta en el fondo de un molde para la tarta y resérvalo. 

Hacer una tarta de queso curado manchego te llevará menos de una hora. Pero, cuando ya esté horneada, recuerda dejarla varias horas en la nevera antes de servirla. 

2. Ve precalentando el horno a 180ºC durante 10 minutos. Mientras tanto, bate los huevos en un recipiente junto al azúcar que queda, el queso rallado y la nata. Ahora vierte todo en el molde. 

3. Ahora pon el molde en el horno durante 35 minutos a los mismos 180 ºC que ya tenía antes. Luego sácala del horno y déjala enfriar. Luego saca la tarta del molde y métela en la nevera. Recuerda que se debe servir bien fría. 

Bueno, pues… ¡ya tienes tu pastel de queso manchego! Solo un par de recomendaciones y trucos extra para que tu postre sea la guinda de una velada perfecta. 

  • Recuerda que el queso manchego no se puede congelar, por lo que no metas nunca este delicioso postre en el congelador. 
  • Añade un poco de tu mermelada favorita sobre la tarta antes de meterla en la nevera si quieres crear contraste de sabores. 

Ahora solo queda que compartas este artículo sobre cómo hacer una tarta de queso manchego en tus redes sociales para que tus amigos se apunten a la velada. Seguro que ese día… ¡nadie se queda en casa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *